Archivo de la etiqueta: Viaje boston-Nueva yYork en Autobus

De Boston a Nueva York en autobús (y viceversa) Nuestra experiencia con Greyhound.

Quien la sigue, la consigue… este refrán se hizo realidad cuando  encontramos una ganga de billetes para agosto de 2018, BarcelonaBoston. No lo podíamos dejar escapar. Pero nos entró la duda de cómo ir hasta New York. Buscamos opciones (bus, tren o avión) y vimos que lo más económico era el bus.

Una vez comprados los billetes de avión, con Level, directo Barcelona-Boston Logan (por 760€ los 3, ida y vuelta, con 1 maleta facturada), empezamos a mirar opciones. El avión quedaba descartado ya que los horarios no eran buenos y los precios (300$ ida), tampoco eran baratos. El tren (Amtrak) era súper caro (unos 500$ solo ida). Finalmente nos decantamos por hacer el trayecto en autobús de línea regular. El viaje era directo y duraba unas 4h. Hay varias compañías que ofrecen este servicio y todas bastante económicas. Estuvimos mirando Peter Pan, MegaBus y Greyhound. Si lo miras con suficiente antelación, te puede salir muy bien de precio (MegaBus tiene precios desde 1$), aunque los fines de semana son un poco más caros los billetes.

Al final compramos los billetes de ida por 29$ los tres, con Greyhound.

Nuestro vuelo llegaba a Boston Logan a las 6 de la tarde, pero calculamos que mínimo saldríamos de allí a las 8 de la tarde (finalmente salimos más tarde) y nos decidimos por pasar una noche en Boston y salir a primera hora de la mañana del día siguiente hacia NY.

Pedimos un Uber desde nuestro alojamiento (Chateau Sur mer) y en poco tiempo estábamos en la South Station de Boston. Nuestro bus  salía a las 9 y llegamos con suficiente antelación. La estación no es muy grande, pero tiene un McDonald’s y un Starbucks y alguna otra tienda y quiosco para comprar agua o algo para picar durante el viaje.

Localizamos nuestra puerta de embarque. Vimos que tienen un sistema de hacer las filas, según el orden en que has comprado los billetes. Del 1 al 10, la primera fila, del 11 al 20, la segunda, etc. ¡Nosotros teníamos los números 1 al 3, así que perfecto!

greyhound bus
Filas para embarcar al bus

Nuestro bus salía las 9:00 y el embarque, en teoría, eran las 8:45. Pero eran ya las 8:45 y no aparecía el bus. Veíamos como otras compañías, como Peter Pan, llegaban y salían puntuales, pero la nuestra no.

Greyhound bus
Esta era nuestra puerta de embarque

Finalmente, llegó el bus y salimos con unos 30 minutos de retraso. Sin ninguna explicación por parte de la compañía ni de los empleados de allí.

El autobús en amplio y cómodo
El autobús en amplio y cómodo

Teníamos un poco de miedo por el equipaje, ya que en la compra del billete especifica que solo se permite una maleta por persona, pero en ningún momento nadie nos dijo nada, e incluso, algún pasajero llevaba verdaderos mastodontes a modo de maleta.

Maletero

Una vez en el autobús, todo muy bien. El conductor se disculpó por el retraso y nos informó del tiempo de viaje y de que a bordo hay un baño. Los asientos son cómodos y amplios y tienes enchufes y reposapiés, además de wifi gratuito.

greyhound bus
Enchufe dentro del autobús
greyhound bus
Aquí puedes dejar tu botella

El viaje fue verdaderamente agradable, sin más incidencias, en 4 horas, llegamos a Port Authority.

La vuelta (51€ los 3, ya que, al ser en sábado, era más caro), fue aún más caótica. La estación de Port Authority es enorme, y encontrar nuestra puerta ya fue una odisea… Se suponía que nuestra puerta de embarque era una, y después resultó ser otra, con un retraso de más de una hora. Y nuevamente sin explicaciones por parte de la compañía. Además, que nosotros teníamos un viaje express (directo y sin pardas) y el autobús realizó una parada en Hartford (una ciudad próxima a Boston), cosa que también pareció sorprender al resto de pasajeros… El viaje, a pesar de la parada extra, fue bien.

Si nos preguntáis si repetiríamos un viaje de 4 horas en bus con una niña de 7 años, la respuesta sería que sí, sin ninguna duda. Entre tablet, juegos y cabezaditas, pasó bastante rápido. Si nos preguntáis si recomendamos la compañía Greyhound para hacerlo, la respuesta es un rotundo NO, a no ser que no te importe desesperarte en la estación de autobuses sin saber cuál es tu andén o a que hora vas a salir. Menos mal que no teníamos prisa por llegar al avión o a cualquier otro sitio…

El precio es muy competente, pero creemos que no merece la pena pasar esos nervios si, por unos pocos dólares más, tienes el mismo servicio, pero con puntualidad.