Archivo de la etiqueta: viajar con niños

De Boston a Nueva York en autobús (y viceversa) Nuestra experiencia con Greyhound.

Quien la sigue, la consigue… este refrán se hizo realidad cuando  encontramos una ganga de billetes para agosto de 2018, BarcelonaBoston. No lo podíamos dejar escapar. Pero nos entró la duda de cómo ir hasta New York. Buscamos opciones (bus, tren o avión) y vimos que lo más económico era el bus.

Una vez comprados los billetes de avión, con Level, directo Barcelona-Boston Logan (por 760€ los 3, ida y vuelta, con 1 maleta facturada), empezamos a mirar opciones. El avión quedaba descartado ya que los horarios no eran buenos y los precios (300$ ida), tampoco eran baratos. El tren (Amtrak) era súper caro (unos 500$ solo ida). Finalmente nos decantamos por hacer el trayecto en autobús de línea regular. El viaje era directo y duraba unas 4h. Hay varias compañías que ofrecen este servicio y todas bastante económicas. Estuvimos mirando Peter Pan, MegaBus y Greyhound. Si lo miras con suficiente antelación, te puede salir muy bien de precio (MegaBus tiene precios desde 1$), aunque los fines de semana son un poco más caros los billetes.

Al final compramos los billetes de ida por 29$ los tres, con Greyhound.

Nuestro vuelo llegaba a Boston Logan a las 6 de la tarde, pero calculamos que mínimo saldríamos de allí a las 8 de la tarde (finalmente salimos más tarde) y nos decidimos por pasar una noche en Boston y salir a primera hora de la mañana del día siguiente hacia NY.

Pedimos un Uber desde nuestro alojamiento (Chateau Sur mer) y en poco tiempo estábamos en la South Station de Boston. Nuestro bus  salía a las 9 y llegamos con suficiente antelación. La estación no es muy grande, pero tiene un McDonald’s y un Starbucks y alguna otra tienda y quiosco para comprar agua o algo para picar durante el viaje.

Localizamos nuestra puerta de embarque. Vimos que tienen un sistema de hacer las filas, según el orden en que has comprado los billetes. Del 1 al 10, la primera fila, del 11 al 20, la segunda, etc. ¡Nosotros teníamos los números 1 al 3, así que perfecto!

greyhound bus
Filas para embarcar al bus

Nuestro bus salía las 9:00 y el embarque, en teoría, eran las 8:45. Pero eran ya las 8:45 y no aparecía el bus. Veíamos como otras compañías, como Peter Pan, llegaban y salían puntuales, pero la nuestra no.

Greyhound bus
Esta era nuestra puerta de embarque

Finalmente, llegó el bus y salimos con unos 30 minutos de retraso. Sin ninguna explicación por parte de la compañía ni de los empleados de allí.

El autobús en amplio y cómodo
El autobús en amplio y cómodo

Teníamos un poco de miedo por el equipaje, ya que en la compra del billete especifica que solo se permite una maleta por persona, pero en ningún momento nadie nos dijo nada, e incluso, algún pasajero llevaba verdaderos mastodontes a modo de maleta.

Maletero

Una vez en el autobús, todo muy bien. El conductor se disculpó por el retraso y nos informó del tiempo de viaje y de que a bordo hay un baño. Los asientos son cómodos y amplios y tienes enchufes y reposapiés, además de wifi gratuito.

greyhound bus
Enchufe dentro del autobús
greyhound bus
Aquí puedes dejar tu botella

El viaje fue verdaderamente agradable, sin más incidencias, en 4 horas, llegamos a Port Authority.

La vuelta (51€ los 3, ya que, al ser en sábado, era más caro), fue aún más caótica. La estación de Port Authority es enorme, y encontrar nuestra puerta ya fue una odisea… Se suponía que nuestra puerta de embarque era una, y después resultó ser otra, con un retraso de más de una hora. Y nuevamente sin explicaciones por parte de la compañía. Además, que nosotros teníamos un viaje express (directo y sin pardas) y el autobús realizó una parada en Hartford (una ciudad próxima a Boston), cosa que también pareció sorprender al resto de pasajeros… El viaje, a pesar de la parada extra, fue bien.

Si nos preguntáis si repetiríamos un viaje de 4 horas en bus con una niña de 7 años, la respuesta sería que sí, sin ninguna duda. Entre tablet, juegos y cabezaditas, pasó bastante rápido. Si nos preguntáis si recomendamos la compañía Greyhound para hacerlo, la respuesta es un rotundo NO, a no ser que no te importe desesperarte en la estación de autobuses sin saber cuál es tu andén o a que hora vas a salir. Menos mal que no teníamos prisa por llegar al avión o a cualquier otro sitio…

El precio es muy competente, pero creemos que no merece la pena pasar esos nervios si, por unos pocos dólares más, tienes el mismo servicio, pero con puntualidad.

 

Probamos la Sightseeing Pass de 7 días en Nueva York

Para nuestro segundo viaje a Nueva York, esta vez, nos decidimos por una tarjeta distinta: la Sightseeing Pass de 7 días. Nos decidimos por ésta ya que incluía algunas atracciones nuevas para nosotros: el One Wolrd Observatory además del Aquarium de NY y el acceso durante la duración de tu pase, al Bus Turístico, el Ripley’s, acceso ilimitado a Luna Park durante un día…  En total hemos visitado 21 atracciones. Si quieres ver la tarjeta que usamos el año pasado (Ny Pass), puedes consultar este post.

 

Creemos que la amortizamos muuuuuy bien. El total de 2 tarjetas de adulto y una de niño, fue de 707’10$ (incluido 27’20 del seguro), y si hubiésemos comprado las entradas a esas atracciones, ¡¡¡nos hubiésemos gastado 2.052,66$ en 21 atracciones!!  Así que nos hemos ahorrado muchísimo dinero. En su web suele haber descuentos del 20% en pases de adultos y un 50% en pases de niños.

 

Aquí os dejamos el listado, por días de las atracciones que visitamos con nuestras tarjetas. Hicimos más cosas esos días, pero aquí solo os detallamos lo que hicimos con el pase.

DIA 1.

Mañana:

Tarde:

DIA 2:

Mañana:

 Tarde:

DIA 3:

Mañana:

Tarde:

DIA 4:

MAÑANA:

Tarde:

Noche:

DIA 5:

Mañana:

MEDIODÍA:

TARDE:

DIA 6:

MEDIODIA:

ATARDECER:

DIA 7:

Mañana:

Mediodía:

En otro post, os contaremos las diferencias que hemos encontrado entre la Sightseeing Pass y el  NY Pass.

¿NOS VAMOS DE CRUCERO? ¡Y con niños!

 ¡Con niños o sin, ir de crucero nos encanta!

 

La primera vez que viajamos en un crucero, lo hicimos sin niños.

Sencillamente nos encantó esa manera de viajar y conocer países.

En total hemos hecho 5 cruceros, todos por el mediterráneo.

Si le preguntas a Elena, que dónde quiere ir de vacaciones, la respuesta siempre es: en un barco. Lo tiene claro.

A nosotros lo que más nos gusta es poder conocer muchos sitios sin deshacer la maleta.

Está claro que no los conocerás a fondo con unas pocas horas en tierra, pero si o suficiente para decidir si ese sitio merece una visita de más días en un próximo viaje.

También nos encanta el Todo Incluido, no os vamos a engañar, ¡jeje!

Tener a tu disposición casi las 24 horas del día, un buffet, ¡pues la verdad es que mola y mucho! A parte de eso, la oferta gastronómica, suele ser muy buena, tanto en el buffet como en los restaurantes de a bordo.

El entretenimiento a bordo también nos gusta muchísimo. Elena es muy fan del teatro y los espectáculos varios (si es de magia, aún más)

Para los más pequeños existe el Mini Club donde hay actividades según las edades, durante la mayor parte del día. Elena iba encantada a jugar, bailar, pintar o lo que fuera. Existe ese servicio también cuando el barco está en puerto, y tu puedes bajar a visitar la escala, pero nunca hicimos uso de ello.

Nuestra experiencia en cruceros ha sido con 3 compañías navieras: Royal Caribbean, MSC y NCL.

 

Empezamos nuestra experiencia en cruceros con una de las TOP del mercado: Royal Caribbean, con un barco de la clase Voyager, el Voyager of the seas. Era un barco no muy nuevo pero precioso y muy cuidado por dentro.

Era nuestro primer crucero y no podíamos comparar, pero nos parecía todo increíble y precioso. ¡¡Tenía hasta pista de patinaje sobre hielo!! Donde, además, ¡hacían un espectáculo fascinante!

El siguiente crucero fue con NCL, el EPIC, que es muchísimo más grande y más moderno.

MSC fue la compañía que elegimos para nuestro siguiente viaje marítimo, y la verdad es que nos decepcionó bastante, no por el barco (MSC Prezziosa), ya que era espectacular y nuevo a estrenar, sino por el servicio, comida y trato en general…

 

Los dos cruceros siguientes fueron con el Norwegian Jade, un barco mucho más pequeño que los anteriores pero muy bien conservado y más familiar.

Personalmente, la opción que más nos ha gustado ha sido NCL, ya que su sistema de Free Style, nos convence mucho más: no hay cenas de gala, ni mesas asignadas con gente que quizás no conozcas, y es un estilo no tan formal de crucero.

En un crucero hay diversión y actividades a todas horas y para todas las edades.

Y sino, siempre puedes relajarte en la piscina o hacer deporte en el gimnasio del barco o simplemente mirar por la borda los paisajes marítimos.

También hemos visitado varios barcos, aquí tenéis uno de ellos:

 

 

¡Sin duda, es nuestro medio de transporte vacacional favorito!

 

Quiénes somos?

Somos una familia de 3: Jordi , Adriana  y Elena . Nos encanta viajar (aunque lo hacemos menos de lo que nos gustaría) y salir “por ahí” a comer y/o cenar.

Con este blog queremos explicaros nuestra experiencia personal, bajo nuestro punto de vista, de los sitios a los que hemos visitado o viajado, por si le sirve de ayuda a algún que otro navegante de la red.

Nos podéis seguir en nuestro canal de YouTube Subscribiros para ver los nuevos videos.

También nos podéis seguir en Twitter / Instagram /  Facebook

Esperemos que os guste!

Bienvenidos!!