Archivo de la etiqueta: barcelona

El Parc de la Ciutadella: El Central Park de Barcelona El parque urbano más grande de Barcelona

Hoy hemos decidido pasar la mañana en el Parc de la Ciutadella. Es el parque urbano más grande de Barcelona después del de Montjuic.

Está en el distrito de Ciutat Vella y nosotros hemos llegado con la Línea 1 (roja), hasta Arc de Triomf. Sólo hay que bajar por la Av. Lluís Companys. No tiene pérdida. También se puede llegar en bus o la línea 4 (Ciutadella-Villa Olímpica) o el TRAM (Wellington). Dispone de diez accesos y tiene una extensión de 17,42 hectáreas. Dentro del Parc encontramos el Zoo de Barcelona y el Parlament de Catalunya.

Arbol Parc de la Ciutadella Foto: Elena
Arbol Parc de la Ciutadella Foto: Elena

Entramos por la calle Pujades y hemos paseado por la avenida principal del Parque, y nos hemos desviado a la izquierda a los pocos metros. No teníamos rumbo fijo. Hemos llegado a la zona de la Cascada Monumental y el Quiosco de música, donde hoy había un numeroso grupo de gente bailando Salsa.

Después de un rato mirando los patos, hemos seguido nuestro camino, hacia el Mamut, siempre repleto de gente que quiere hacerse una foto montado en él (o intentándolo).

Mamut del Parc de la Ciutadella. foto: Elena
Mamut del Parc de la Ciutadella.

foto: Elena

Pasado el Mamut, hemos seguido caminando y hemos llegado al Parlament y a su estatua del Desconsuelo de Josep Llimona. Al cruzar el pequeño lago hemos llegado a una zona de juegos donde, por supuesto, nos hemos parado para que Elena jugase un rato.

Recordábamos otra zona más adaptada a los peques, así que después de unas cuantas subidas y bajadas por el tobogán hemos ido en su busca. Hemos dado la vuelta a la iglesia de la Ciutadella y hemos encontrado la zona de juegos que buscábamos.

"<yoastmark

Nos llevamos una sorpresa ver que lo han renovado recientemente. Hay una casita de madera muy chula donde los niños juegan, llenan de arena y la vuelven a quitar y lo pasan en grande. Podríamos decir que es un parque más, si no fuera porque hay una pequeña caseta donde guardan material infantil para que los niños desarrollen aún más su imaginación: desde colchonetas y escaleras de gomaespuma, hasta rastrillos, cubos y palas y sartenes y paelleras para que jueguen a cocinillas con la arena.

Dentro de la caseta también hay un baño y un cambiador para facilitar, aún más, el rato a las familias. En la caseta también hay un espacio interior donde los niños también pueden jugar con material propio.

La zona de juegos está abierta en el mismo horario que el Parc de la Ciutadella, pero el material y la caseta, sólo están disponibles de 11:30 a 13:30 de lunes a domingo, como podréis ver en la foto. Sobre las 13:20, uno de los responsables del mantenimiento de la zona de juegos, sale con un triángulo y a la voz de “a recollir” (a recoger), insta a las familias a recoger el material para, a las 13:30 poder cerrar la caseta.

Cerca de las 2 de la tarde, nos hemos ido ya que teníamos una reserva para comer. Hemos paseado hasta las puertas de acceso al Zoo y ya hemos salido por la puerta del Paseo Picasso, ya que nuestro restaurante estaba en la Av del Marqués de l’Argentera. Pero el restaurante será en otro post.

Cenamos en el NBA café Barcelona

Hace cuatro meses se inauguró el primer restaurante NBA en toda Europa y tuvimos la suerte que la ciudad elegida, fue la nuestra Barcelona,

10 años de casados no se celebran todos los días, y como Jordi es un enamorado del baloncesto, decidí sorprenderle con una cena en el NBA Café de Barcelona, que abrió sus puertas en la Rambla de Barcelona, no hace mucho. Y la ubicación es excelente, no tiene pérdida: La Rambla 120.

Ya lo visitamos el día de su inauguración, pero no habíamos comido allí todavía.

El local es todo al puro estilo NBA: camisetas de jugadores, pantallas con partidos de baloncesto, fotografías… Hacen eventos para ver en directo los partidos en sus pantallas gigantes. Puedes comer, cenar o tomar un cóctel de su larga lista.

Previamente ya había mirado la carta en su web así que ya iba un poco preparada. Veíamos pasar los platos del resto de los comensales del local y todo tenía muy buena pinta. Al final nos decidimos por:

Quesadillas de queso. Buenas, sin más.

Quesadillas de queso
©dormircomerviajar

JAMBALAYA SPAGUETTIS con gambas, salchicha andouille, verduras salteadas, mantequilla cajún y tomate .

JAMBALAYA SPAGUETTIS
©dormircomerviajar

Pollo Bang Bang,  Dados de pollo, virutas de cacahuetes y arroz basmati, con salsa de curry home-made

©dormircomerviajar

Estaba bueno, pero comparado con los Jambalaya espaguetis, todo queda por debajo.

De postre un Coulant de chocolate, ¡que estaba impresionante!!!! El que tienen es tamaño XXL, así que con uno para 2 personas hay suficiente, aunque nos hubiéramos pedido uno de cada ya que todo tenía una pinta tremenda, pero ya estábamos muy llenos.

@dormircomerviajar

Extrañamente no pedimos hamburguesas, y eso que es una de sus especialidades. Hay bastante variedad de ella para elegir. Para beber pedimos agua y Pepsi, y lo bueno (o no tanto, depende, jeje) es que, si se te acaba el refresco, te lo rellenan sin coste adicional.

En la página web anuncian que hay menú infantil, pero sinceramente, al ir solos, sin Elena, no preguntamos por ello. Pero podéis consultarlo aquí.

Hay algo muy típico de la NBA: la KissCam, y en el NBA café no iban a ser menos. Cada cierto tiempo, suena una canción determinada y el personal del restaurante, al ritmo de la música hace palmas hasta que la cámara se detiene en una mesa, donde los comensales saludan y se ven en las pantallas. Lo encontramos muy divertido, pero menos mal que no nos tocó. Quizás si es una celebración especial se puede pedir que toque en tu mesa.

El personal es atento y amable y responden cualquier duda que tengas. El local es agradable y si te toca (o pides) una mesa junto a las ventanas, ves el bullicio de la gente paseando por la Rambla. También hay reservados en el piso superior. En la planta a pie de calle hay una pequeña exposición de material NBA y en la 1ª planta puedes encontrar la Store para comprar merchandising del NBA Café.

Sobre el precio, bueno, no es para ir a diario, pero sí de vez en cuando a darse un capricho. La verdad es que pensábamos que nos saldría mucho más caro.

Si eres fan del baloncesto en general y de la NBA en particular, ¡no te lo puedes perder!

Aquí tenéis algunas fotos del local, solo podemos decir que es espectacular