NEW YORK: HOTEL O APARTAMENTO? ¡MENUDO DILEMA!!

 

Cuando planeamos un viaje en familia, siempre empezamos igual: ¿Dónde vamos? Una vez resuelto este (importante) tema, lo siguiente es: ¿Hotel o apartamento? Si hablamos de un fin de semana o pocos días, nos decantamos por un hotel, pero cuando la cosa ya es de más días, como fue nuestro viaje a Nueva York  nuestra elección se decantó por un apartamento de Airbnb

Que bien se dormía en la cama del apartamento!!!

Aquí van nuestras razones:

-Presupuesto: No siempre se tiene un súper presupuesto para ir de vacaciones. Nosotros preferimos estar más días de viaje, pero en un alojamiento más asequible.

Si se busca con antelación y le dedicas un poco de tiempo, puedes encontrar soluciones no muy caras aptas para tu bolsillo. Los hoteles en NY suelen ser muy caros.

-Comidas: Tener un apartamento y, por tanto, cocina, te permite ahorrar en ese sentido. Los desayunos se pueden hacer perfectamente en casa e incluso llevarte la comida para ese día. Siempre hay un supermercado cercano para abastecerte de víveres para el día a día.

Nuestra barbacoa en Brooklyn, New York

-Ir con niños: está claro que a un niño no le puedes dar tanta “caña” como a un adulto. Todo el día fuera de casa y caminando por la ciudad, cansa y mucho, y más si esas caminatas son en verano. Consideramos que un parón a mediodía o una cena temprano, ayudan a que la criatura no te monte “un pollo” por el cansancio. Alquilar un apartamento es lo más parecido a estar en casa, y con niños, cuantos menos cambios, mejor.

-Espacio: Por muy pequeño que sea el apartamento, siempre será más grande que una habitación de hotel (bueno, si te alojas en una mega suite, no) y eso se agradece…

-Conocer la realidad: no dejas de sorprenderte por todo lo que te rodea, desde los productos extraños y variados del supermercado, colegios cercanos o hasta el camión de recogida de la basura que pasa por tu calle. Son pequeños detalles que ayudan a “integrarse” en el barrio elegido. También tienes información de primera mano, gracias al propietario del apartamento, de cosas por ver o hacer en el barrio y/o la ciudad.

Nuestra terraza en Brooklyn, New York

En nuestras vacaciones de verano en Nueva York, nos hospedamos en Brooklyn, a través de Airbnb, a unos 35 minutos en metro de Manhattan. La primera impresión no fue muy buena, pero después de hablar con el propietario, todo se solucionó y estuvimos muy a gusto en nuestra casita neoyorquina.

Deja un comentario