Archivo de la categoría: HOTELES

n013964_2019oct21_cheyenne-hotel-outisde_900x360

¿NOS VAMOS DE CRUCERO? ¡Y con niños!

 ¡Con niños o sin, ir de crucero nos encanta!

 

La primera vez que viajamos en un crucero, lo hicimos sin niños.

Sencillamente nos encantó esa manera de viajar y conocer países.

En total hemos hecho 5 cruceros, todos por el mediterráneo.

Si le preguntas a Elena, que dónde quiere ir de vacaciones, la respuesta siempre es: en un barco. Lo tiene claro.

A nosotros lo que más nos gusta es poder conocer muchos sitios sin deshacer la maleta.

Está claro que no los conocerás a fondo con unas pocas horas en tierra, pero si o suficiente para decidir si ese sitio merece una visita de más días en un próximo viaje.

También nos encanta el Todo Incluido, no os vamos a engañar, ¡jeje!

Tener a tu disposición casi las 24 horas del día, un buffet, ¡pues la verdad es que mola y mucho! A parte de eso, la oferta gastronómica, suele ser muy buena, tanto en el buffet como en los restaurantes de a bordo.

El entretenimiento a bordo también nos gusta muchísimo. Elena es muy fan del teatro y los espectáculos varios (si es de magia, aún más)

Para los más pequeños existe el Mini Club donde hay actividades según las edades, durante la mayor parte del día. Elena iba encantada a jugar, bailar, pintar o lo que fuera. Existe ese servicio también cuando el barco está en puerto, y tu puedes bajar a visitar la escala, pero nunca hicimos uso de ello.

Nuestra experiencia en cruceros ha sido con 3 compañías navieras: Royal Caribbean, MSC y NCL.

 

Empezamos nuestra experiencia en cruceros con una de las TOP del mercado: Royal Caribbean, con un barco de la clase Voyager, el Voyager of the seas. Era un barco no muy nuevo pero precioso y muy cuidado por dentro.

Era nuestro primer crucero y no podíamos comparar, pero nos parecía todo increíble y precioso. ¡¡Tenía hasta pista de patinaje sobre hielo!! Donde, además, ¡hacían un espectáculo fascinante!

El siguiente crucero fue con NCL, el EPIC, que es muchísimo más grande y más moderno.

MSC fue la compañía que elegimos para nuestro siguiente viaje marítimo, y la verdad es que nos decepcionó bastante, no por el barco (MSC Prezziosa), ya que era espectacular y nuevo a estrenar, sino por el servicio, comida y trato en general…

 

Los dos cruceros siguientes fueron con el Norwegian Jade, un barco mucho más pequeño que los anteriores pero muy bien conservado y más familiar.

Personalmente, la opción que más nos ha gustado ha sido NCL, ya que su sistema de Free Style, nos convence mucho más: no hay cenas de gala, ni mesas asignadas con gente que quizás no conozcas, y es un estilo no tan formal de crucero.

En un crucero hay diversión y actividades a todas horas y para todas las edades.

Y sino, siempre puedes relajarte en la piscina o hacer deporte en el gimnasio del barco o simplemente mirar por la borda los paisajes marítimos.

También hemos visitado varios barcos, aquí tenéis uno de ellos:

 

 

¡Sin duda, es nuestro medio de transporte vacacional favorito!

 

NEW YORK: HOTEL O APARTAMENTO? ¡MENUDO DILEMA!!

 

Cuando planeamos un viaje en familia, siempre empezamos igual: ¿Dónde vamos? Una vez resuelto este (importante) tema, lo siguiente es: ¿Hotel o apartamento? Si hablamos de un fin de semana o pocos días, nos decantamos por un hotel, pero cuando la cosa ya es de más días, como fue nuestro viaje a Nueva York  nuestra elección se decantó por un apartamento de Airbnb

Que bien se dormía en la cama del apartamento!!!

Aquí van nuestras razones:

-Presupuesto: No siempre se tiene un súper presupuesto para ir de vacaciones. Nosotros preferimos estar más días de viaje, pero en un alojamiento más asequible.

Si se busca con antelación y le dedicas un poco de tiempo, puedes encontrar soluciones no muy caras aptas para tu bolsillo. Los hoteles en NY suelen ser muy caros.

-Comidas: Tener un apartamento y, por tanto, cocina, te permite ahorrar en ese sentido. Los desayunos se pueden hacer perfectamente en casa e incluso llevarte la comida para ese día. Siempre hay un supermercado cercano para abastecerte de víveres para el día a día.

Nuestra barbacoa en Brooklyn, New York

-Ir con niños: está claro que a un niño no le puedes dar tanta “caña” como a un adulto. Todo el día fuera de casa y caminando por la ciudad, cansa y mucho, y más si esas caminatas son en verano. Consideramos que un parón a mediodía o una cena temprano, ayudan a que la criatura no te monte “un pollo” por el cansancio. Alquilar un apartamento es lo más parecido a estar en casa, y con niños, cuantos menos cambios, mejor.

-Espacio: Por muy pequeño que sea el apartamento, siempre será más grande que una habitación de hotel (bueno, si te alojas en una mega suite, no) y eso se agradece…

-Conocer la realidad: no dejas de sorprenderte por todo lo que te rodea, desde los productos extraños y variados del supermercado, colegios cercanos o hasta el camión de recogida de la basura que pasa por tu calle. Son pequeños detalles que ayudan a “integrarse” en el barrio elegido. También tienes información de primera mano, gracias al propietario del apartamento, de cosas por ver o hacer en el barrio y/o la ciudad.

Nuestra terraza en Brooklyn, New York

En nuestras vacaciones de verano en Nueva York, nos hospedamos en Brooklyn, a través de Airbnb, a unos 35 minutos en metro de Manhattan. La primera impresión no fue muy buena, pero después de hablar con el propietario, todo se solucionó y estuvimos muy a gusto en nuestra casita neoyorquina.